LA BIBLIOTECA DE CELSO EN ÉFESO

26 Jun

La ciudad de Éfeso fue fundada por los griegos entre los siglos X y IX a.C, alcanzando su apogeo en los siglos II a.C y III d.C, siendo entre esos siglos la ciudad más populosa de Asia Menor y una de las más importantes del Imperio Romano. De esta época data la construcción de la biblioteca de Celso, llamada así porque fue erigida en honor de Tiberio Julio Celso Polemeano, procónsul de Asia, por su hijo Gayo Julio Aquila Polemeano en el año 110 d.C. 
 
La biblioteca fue construida encerrada entre otros edificios, siendo sólo visible al exterior la fachada, situada frente a una pequeña plaza, mostrándose desde aquí en todo su esplendor. La fachada fue levantada convexa,  jugando asimismo con el tamaño variable de las columnas, de tal forma que se lograba el efecto de hacerla parecer más grande de lo que realmente era.


 
En el interior, la única sala de la biblioteca tenía 16 metros de altura, y estaría cubierta por un techo de madera, meintras que el suelo estaba cubierto de mármol de varios colores. Enfrente de la entrada se encontraba un ábside de cuatro metros de vano. Para conseguir proteger el edificio de las temperaturas extremas y el exceso de humedad, se construyeron muros dobles, garantizando por la circulación del aire. Entre ambos muros corrían pasadizos semiocultos de un metro de anchura, a los que se accedía por unas pequeñas y estrechas puertas situadas en ambos lados del edificio. Parecida técnica se encuentra en la biblioteca de Pérgamo.

 
Los anaqueles para los libros estaban colocados en 10 nichos situados en los muros interiores. Sobre un podio que recorría el perímetro interior de los muros se levantaba una hilera de columnas que probablemente soportaban dos galerías balaustradas superpuestas, a través de las cuales e accedería a los nichos para libros situados en la parte superior. Todo ello le daba a la biblioteca una capacidad de almacenamiento de 12.000 volúmenes, una de las más grandes de la época.
 
Sin embargo, no se tienen noticias de los libros que se conservaban en la biblioteca. Sólo se sabe que el hijo de Celso financió la construcción y la compra de libros, labor que finalizó su nieto. No obstante, siguiendo el modelo de las bibliotecas públicas romanas, es posible que constara de dos secciones, una para libros escritos en latín y otra para libros escritos en griego, que debido a la herencia helenística de Asia Menor, serían la mayoría. Asimismo, siguiendo las costumbres griegas y romanas, las lecturas se harían en el exterior del edificio, sentados en los escalones de entrada o paseando por la plaza. Como se hacía en aquella época, la lectura se hacía en voz alta.

La biblioteca se mantuvo en funcionamiento hasta el año 262 d.C., año en el que se produjo la invasión de los godos. La bilblioteca fue incencdiada, conservándose únicamente el muro frontal. Las labores de restauración se iniciaron casi inmediatamente, finalizándose alrededor del siglo IV, volviendo a ser incendiada también en esta fecha

Una respuesta to “LA BIBLIOTECA DE CELSO EN ÉFESO”

Trackbacks/Pingbacks

  1. LA BIBLIOTECA DE CELSO EN ÉFESO « P. Arieu Theologies Web - 08/08/2010

    […] leer mas… […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: